ATENCIÓN PSICOLÓGICA AL ENFERMO TERMINAL Y A SUS FAMILIARES.

ACOMPAÑAMIENTO AL FINAL DE LA VIDA

 

Tipo de publicación: Capítulo de libro

 

Autores: Mª Nieves Pérez Marfil; Francisco Cruz Quintana.

 

Fuente: Atención Psicológica y Habilidades Emocionales en procesos de enfermedades graves y proceso de duelo.

Editorial de la Universidad de Jaén, 2012 (In Press).

 

Resumen:  Uno de los objetivos fundamentales de los Cuidados Paliativos es aquel que se refiere al derecho de las personas a morir dignamente, cuestión que aún en nuestro país estamos muy lejos de que sea una realidad para todos y no sólo para aquellos que pueden tener y beneficiarse de una atención paliativa al final de la vida dependiendo del lugar donde se viva, de los recursos que existan para tal fin y de la enfermedad de que se trate. A pesar del desarrollo evidente, aunque aún insuficiente, que ha tenido  la atención en los procesos de fin de vida en nuestra sociedad y en  nuestro sistema Sanitario, hay que seguir insistiendo en que hay una serie de situaciones que siguen generando sufrimiento a los pacientes y la familia y que  aparecen como obstáculos para que la atención paliativa y los tratamientos que conlleva, se establezcan  en las fases finales de la vida de las personas. Dos de estas situaciones, por su repercusión en la atención, son el retraso en el diagnóstico de enfermedad terminal y la conspiración de silencio. Estos dos problemas dificultan el que se pueda dar entrada a un trabajo de ubicación de las emociones y plantear una atención psicológica tanto a la familia como al enfermo al final de la vida para tratar todas aquellas cuestiones que pueden dificultar el que el proceso sea un proceso que le pertenezca al paciente, como así ha sido anteriormente su vida, y su muerte una muerte digna.

ENFERMEDAD TERMINAL, MUERTE... EN PALABRAS DE LOS PROFESIONALES (2)

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: Mª Paz García Caro; Jacqueline Schmidt Rio Valle; Francisco Cruz Quintana; Diego Prados Peña; Antonio Muñoz Vinuesa

 

 

Fuente: Rev. ROL de Enfermería Nº 5 – Vol 31 – Mayo 2008. 54-58.

 

 

Resumen: Segunda parte de un interesante trabajo de investigación cualitativa en el que se exponen e interpretan las opiniones de diversos profesionales de medicina y de enfermería sobre el cuidado a enfermos terminales y la relación con sus familiares.

 

 

ENFERMEDAD TERMINAL, MUERTE... EN PALABRAS DE LOS PROFESIONALES (1)

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: Mª Paz García Caro ; Jacqueline Schmidt Rio Valle; Francisco Cruz Quintana; Diego Prados Peña; Antonio Muñoz Vienuesa

 

 

Fuente: Rev. ROL de Enfermería Nº 4 – Vol 31 – Abril 2008. 57-62.

 

 

Resumen: Nos interesa escuchar la experiencia de los profesionales médicos y enfermeros que trabajan cara a cara con enfermos en situación terminal. Por ello se ha realizado una serie de entrevistas en profundidad a estos profesionales con objeto de conocer las dificultades y obstáculos reales que, sobre terreno, experimentan, así como el modo de proceder con estos enfermos. Se presentan los resultados de ocho de las entrevistas realizadas, cuatro a profesionales médicos y cuatro a profesionales de enfermería y dada la extensión del mismo hemos optado por plantearlo en dos artículos consecutivos que forman una unidad. El trabajo es de tipo cualitativo y se ha estructurado en base a las preguntas de investigación propuestas manteniendo la diversidad y variedad de planteamientos y experiencias mostradas por los entrevistados citando textualmente sus palabras.

 

 

AFRONTAMIENTO DEL DOLOR Y LA MUERTE EN ESTUDIANTES DE ENFERMERÍA:

UNA PROPUESTA DE INTERVENCIÓN

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: B. Benbuna Bentata; Francisco Cruz Quintana; JMª. Roa Venegas; C. Villaverde Gutierrez.

 

 

Fuente: Rev. International Journal of Clinical and Health Psychology. Vol. 7, Number 1. January 2007; 197-205.

 

 

Resumen:  El afrontamiento del dolor y la muerte constituye una de las tareas más difíciles y estresantes a las que deben hacer frente los estudiantes de Ciencias de la Salud durante su formación práctica en la universidad. El objetivo del presente artículo es indagar en el impacto emocional de estas experiencias y aportar un programa de intervención que contribuya a ayudarles ante las mismas. Se trata de un trabajo realizado con una muestra total de 110 participantes en dos fases. En primer lugar, mediante un estudio descriptivo se detectaron las experiencias estresantes en los estudiantes de Enfermería y, en segundo lugar, a través de un estudio cuasi-experimental se propone y aplica un programa psicológico de intervención centrado en el desarrollo de las habilidades necesarias. Los resultados han puesto de manifiesto la reducción de los niveles de ansiedad estado y estrés global en el grupo experimental. Los efectos positivos del programa respaldan la necesidad de incidir sobre estas cuestiones desde el período de formación universitaria.

 

 

EL IMPACTO EMOTIVO DEL HOSPITAL. IMPLICACIONES EN LA FORMACIÓN

UNIVERSITARIA DE LOS ESTUDIANTES DE ENFERMERÍA

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: B. Benbuna Bentata; Mª M. Alfaya Góngora; S. Chocrón Cohen; Francisco Cruz Quintana., C. Villaverde Gutiérrez;  J.Mª. Roa Venegas.

 

 

Fuente:  Rev. Rol de Enfermería, Vol. 28 nº 10. 2005. 35-42. ISSN: 0210-5020

 

 

Resumen: Se elabora un inventario de estrés específico para nuestro contexto que fue aplicado a una muestra de 87 estudiantes de la Escuela de Enfermería de Melilla. Los resultados nos permitieron establecer un orden jerárquico entre las experiencias clínicas evaluadas con mayor carga de estrés. Éstas fueron, en orden decreciente: Fase terminal y muerte, Tolerancia al sufrimiento ajeno y Entorno hospitalario seguidas de Pacientes oncológicos, Pacientes psiquiátricos, Tolerancia a la agresividad y Enfermos infecciosos. A la luz de los resultados se ofrecen algunas sugerencias para el diseño de un programa de intervención que contribuya a mitigar y prevenir en lo posible el impacto emocional del estrés derivado de las experiencias clínicas.

 

 

ENFERMERÍA, FAMILIA Y PACIENTE TERMINAL

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: Francisco Cruz Quintana; Mª Paz García Caro; Jacqueline Schmidt Rio Valle; Mª C. Navarro Rivera; Diego Prados  Peña.

 

 

Fuente: Rev. Rol de Enfermería. 8-12. 2001. ISSN: 0210-5020.

 

 

Resumen: Se presentan datos referidos a un estudio realizado con una muestra de 350 profesionales de enfermería de la red hospitalaria de Granada, subdivididos en dos grupos: grupo de riesgo (GR) y grupo de no riesgo (NR). Se analizan los resultados obtenidos relativos a la presencia de estrés en situaciones de agonía y muerte, y el lugar de la familia como objeto de intervención profesional en ambos grupos.

 

SUFRIMIENTO EN NIÑOS CON ENFERMEDAD TERMINAL: PERSPECTIVA DE LOS PADRES

Y DE LOS PROFESIONALES DE ENFERMERÍA

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: Rafael Montoya Juárez; Mª Paz García Caro; C. Campos Calderón; Jacqueline Schmidt Rio Valle; C. Sorroche Navarro, Francisco Cruz Quintana.

 

 

Fuente: Rev Esc Enferm USP 2012; In Press: Initiated 2012-02-24

 

 

Resumen: Se conoce poco de la experiencia de sufrimiento de los niños con enfermedad terminal. Determinar, a travésdeldiscurso de padres y profesionales, los signos de sufrimiento en los niños enfermos hospitalizados, y establecer indicadores de detección de los mismos. Métodos: Estudio cualitativo fenomenológico. Se realizaron 26 entrevistas semi-estructuradas para explorar la perspectiva de padres/madres y profesionales enfermeros sobre el sufrimiento de niños en situación terminal. Padres y profesionales identifican el sufrimientodelniño con su propio sufrimiento. Las manifestaciones más identificadas son: tristeza, ira y apatía. Entre los motivos de sufrimiento de los niños los padres destacan el dolor, el aislamiento y la incertidumbre. Los profesionales añaden el miedo a morir y ser testigosdelsufrimiento de sus padres. Los profesionales deben realizar una gestión integraldeldolor, prestar atención al entorno socialdelniño y favorecer la comunicación acercadelfin de vida.

ABORDAJE DE LAS PÉRDIDAS PERINATALES, UN ENFOQUE DESDE LA INVESTIGACIÓN

ACCIÓN PARTICIPATIVA: PROTOCOLO DE ESTUDIO (2012)

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: SM. Pastor Montero; JM. Romero Sánchez; JC. Paramio Cuevas; Cesar Hueso Montoro; O. Paloma Castro; M. Lillo Crespo; et al.

 

 

Fuente: Journal of Advanced Nursing. 2012.

 

 

 

Resumen:  El objetivo general del estudio es promover un cambio para mejorar los cuidados que se prestan a los padres que han sufrido una pérdida perinatal a través de la Investigación Acción Participativa. Justificación. El nacimiento de un hijo es un acontecimiento feliz para las familias, pero desgraciadamente algunos embarazos terminan en pérdida. La pérdida perinatal genera un gran impacto emocional no sólo en los padres sino también en los profesionales de la salud, en los que se evidencia una carencia de habilidades, estrategias y recursos para afrontar estas situaciones. Metodología. La metodología propuesta esla Investigación Acción Participativa. Consta de cinco etapas: acercamiento y sensibilización, inducción, interacción, implementación y sistematización. El grupo de trabajo estará formado por profesionales que trabajan en la unidad materno-infantil de un hospital de tercer nivel en España. El tiempo de realización del estudio será de 3 años (protocolo aprobado en 2011). Las técnicas cualitativas que se usarán serán las dinámicas de grupo tales como la técnica DAFO, grupo nominal, asamblea participativa y brainstorming entre otras, que serán grabadas y transcritas generando su propio informe con el desarrollo de la sesión grupal y el consenso alcanzado. Al diario de campo de participantes e investigadores se le realizará un análisis de contenido. Discusión. La Investigación Acción Participativa es una estrategia metodológica que posibilita cambios en la práctica asistencial con el fin de llevar a cabo una acción transformadora global en el proceso de atención a la pérdida perinatal.

 

LA VIVENCIA DE LA PÉRDIDA PERINATAL DESDE LA PERSPECTIVA DE

LOS PROFESIONALES DE LA SALUD (2011)

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: SM. Pastor Montero; JM. Romero Sánchez; Cesar Hueso Montoro; M. Lillo Crespo; AG. Vacas Jaén; MB. Rodríguez Tirado.

 

 

Fuente: Latin American Journal of Nursing. 2011; 19 (6): 1405-1412

 

 

 

Resumen:  El objetivo de este artículo es conocer la experiencia vivida por los profesionales de la salud en situaciones de muerte y duelo perinatal y describir las estrategias de actuación ante la pérdida perinatal. Se trata de un estudio cualitativo con un enfoque fenomenológico realizado a 19 profesionales a través de entrevistas. Se identificaron 3 categorías temáticas: la práctica asistencial, los sentimientos que despierta la pérdida perinatal y significado y creencias sobre la pérdida y el duelo perinatal. Los resultados ponen de manifiesto que la falta de conocimientos y de recursos para enfrentar la pérdida perinatal hace que se adopten actitudes poco adecuadas en estas situaciones, generando una sensación de ansiedad, impotencia y frustración que compromete la competencia profesional. Se concluye que es fundamental promover programas de formación para adquirir conocimientos y destrezas sobre el duelo perinatal y elaborar una guía de práctica clínica para la atención a la pérdida perinatal.

 

INFLUENCIA EN LA COMUNICACIÓN DEL DIAGNÓSTICO Y EL PRONÓSTICO EN

EL SUFRIMIENTO DEL ENFERMO TERMINAL (2010)

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: Rafael Montoya Juárez; Jacqueline Schmidt Rio Valle; Mª Paz García Caro; C. Campos Calderón;  P. Guardia García; JL. Cabezas Casado; Francisco Cruz Quintana.

 

 

Fuente: Medicina Paliativa 2010; 17(1): 24-30

 

 

Resumen: Objetivo: describir las características diferenciales entre los pacientes informados del diagnóstico o pronóstico y los que no lo están y establecer diferencias en la percepción del sufrimiento, utilizando el indicador percepción subjetiva del tiempo. Métodos: estudio observacional descriptivo con pacientes terminales de una Unidad de Cuidados Paliativos en Granada (España). Se administró un cuestionario elaborado ad hoc a 33 sujetos. Para medir el sufrimiento se utilizó el instrumento de percepción subjetiva del tiempo. Los motivos de la percepción del tiempo se analizaron cualitativamente mediante teoría fundamentada. Se midieron también indicadores de dolor y otros síntomas, ansiedad percibida por el paciente en sí mismo y en su familia, y comunicación con la familia y los profesionales sanitarios. Para el análisis cuantitativo se usó la prueba de Kruskall-Wallis y el paquete estadístico SPSS 15.0. Resultados: el 24,2% de los pacientes de la muestra estaban completamente informados. No existe relación estadísticamente significativa entre conocer el diagnóstico y la percepción del paso del tiempo. No se han encontrado diferencias estadísticamente significativas entre los grupos respecto a la ansiedad personal y familiar, a la comunicación con la familia ni a la comunicación con los profesionales. Los pacientes completamente informados (CI) suelen estar menos nerviosos que los no informados (NI) y los parcialmente informados (PI), y además es en este grupo (CI) donde se da un mayor porcentaje de pacientes que mantienen una comunicación fluida con los profesionales. El paso del tiempo “muy lento” está relacionado con el dolor grave o muy grave (p = 0,026) y con la ansiedad percibida (p = 0,002). En el análisis cualitativo destaca el aburrimiento y el entretenimiento como una variable relevante en el estudio del sufrimiento.

 

AQUELLOS QUE NOS VERÁN MORIR: SIGNIFICADO Y RESPUESTA DE LOS PROFESIONALES SANITARIOS DE UNA RESIDENCIA DE ANCIANOS ANTE LA MUERTE Y LOS MORIBUNDOS (2006)

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: Rafael Montoya Juárez

 

 

Fuente: Aquellos que nos verán morir: Significado y respuesta de los profesionales sanitarios de una residencia de ancianos ante la muerte y los moribundos. Index Enferm . 2006; 15(52-53): 25-29. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1132-12962006000100006&lng=es.

http://dx.doi.org/10.4321/S1132-12962006000100006.

 

 

Resumen: La muerte se considera en nuestra sociedad un tabú, como también lo es para las instituciones y profesionales sanitarios. La muerte debe estar inserta en un proceso de morir; la inclusión de una persona en este proceso está condicionada por factores sociales y culturales. De la consideración de una personacomomoribundo dependen muchas decisiones y actitudes de la propia persona y de los que rodea.  Metodología: se decidió conducir nueve entrevistas semi-estructuradas a personal sanitario de una residencia de ancianos en contacto directo con el moribundo, con el fin de determinar qué significa para ellos la muerte, qué actitudes y comportamientos tienen para con los moribundos, cómo distinguen a aquel que muere, y qué factores condicionan el proceso de morir en ese ámbito privilegiado de estudio. Resultados: el profesional considera la muerte de los residentes un descanso, cree que puede identificar al moribundo y trata de calcular el momento del deceso. El comportamiento de los trabajadores con los moribundos cambia respecto al resto de los residentes. El factor ambiental que más influye en el comportamiento con los moribundos es la falta de tiempo. La metodología cualitativa es necesaria para estudiar el proceso de morir.

 

PECULIARIDADES PEDIÁTRICAS EN LOS CUIDADOS AL FINAL DE LA VIDA

ASPECTOS PSICOLÓGICOS DE LOS NIÑOS EN FASE TERMINAL

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores:  Francisco Cruz Quintana.

 

 

Fuente:  Rev. Paraninfo Digital, 2008; 4. Disponible en: <http://www.index-f.com/para/n4/po041.php>

 

 

Resumen: Se plantea que la sociedad no está preparada para asumir la muerte y que el dolor por la muerte de un niño es mucho mayor en intensidad y en las consecuencias que plantea tanto físicas, psicológicas como sociales para las personas. Se sitúa de qué mueren y sufren los niños y se plantea que aunque los cuidados paliativos sean una parte conveniente en el tratamiento de cualquier enfermedad compleja o grave, son vitales para cuidar a niños y adolescentes con condiciones médicas progresivas, incurables y que limitan la vida. Se especifican algunas características de la atención e intervención en los procesos de fin de vida en niños, se presta atención a la atención al duelo y se plantea la necesidad de la creación las unidades del duelo.

CONDICIONAMIENTO DE LA SOBREACTUACIÓN TERAPÉUTICA

PAPEL DE LA FAMILIA

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: Mª Paz García Caro; Jacqueline Schmidt Rio Valle; Francisco Cruz Quintana; Diego Prados Peña; Antonio Muñoz Vinuesa; Rafael Montoya Juárez.

 

 

Fuente: Rev. Medicina Paliativa. Vol. 15: Nº3; 155-164, 2008.

 

 

Resumen: Objetivos: identificar dificultades y obstáculos de los profesionales médicos y enfermeros en relación con la sobreactuación terapéutica; explorar la diversidad de experiencias. Método: estudio cualitativo de tipo fenomenológico basado en entrevistas individuales a profesionales médicos y enfermeros que trabajan con enfermos terminales y familia, en hospitales y centros de salud de zonas urbanas y rurales de Granada y provincia, grabadas y transcritas, y asistidos en el análisis de la información por el software Atlas.tí, con una muestra de 42 entrevistas (20 médicos, 21 enfermeros y 1 psicólogo) sobre 48, y 6 rechazadas por no cumplir criterios de triangulación de la información. Resultados: aunque los profesionales son contrarios a alargar la agonía de los enfermos admiten que la presión que soportan de las familias les lleva a intervenir. Aparecen diferencias de posicionamiento y matiz entre profesionales en hospitales y en centros de salud, y entre profesionales médicos y enfermeros, sin embargo, para todos ellos, el trabajo con la familia es un problema. Conclusiones: desde la perspectiva del profesional, las demandas familiares condicionan la presencia de sobreactuación. Ausente la consideración de los deseos y opiniones de los pacientes en la toma de decisiones. Dificultades para reconocer la situación de enfermedad terminal y para transmitirla, así como identificar enfermo terminal y enfermo agónico explican comportamientos sobreactuantes. El trabajo con los familiares para acordar y consensuar medidas terapéuticas requiere un entorno de relación terapéutica que no se puede improvisar en el último momento.

 

INTERVENCIÓN EN PÉRDIDAS Y DUELO. DIFERENCIAS DE GÉNERO:

LOS PROFESIONALES, LA MUERTE Y EL PROCESO DEL DUELO

 

Tipo de publicación: Capítulo de libro

 

 

Autores: Mª Paz García Caro; Mª Nieves Pérez Marfil; Francisco Cruz Quintana.

 

 

Fuente: Situación actual de la psicología clínica. Libro de capítulos del IX congreso nacional de Psicología clínica. Edit. Asociación Española de Psicología Conductual (AEPC), Granada, 2011, 369-372. ISBN: 978-84-694-3972-2.

 

 

Resumen:  Afrontar una pérdida importante como una separación, envejecer, la muerte de una persona querida o incluso la muerte propia, desencadena toda una serie de reacciones a las que se denomina duelo. De manera general se plantea que las personas son capaces por sí mismas de afrontar estas reacciones y llegar a asumir las consecuencias de esas pérdidas. Pero actualmente lo que se comprueba, son las dificultades que cada vez tienen mayor número de personas en la elaboración de sus sentimientos y en las complicaciones para rehacer sus vidas. Esta situación viene acompañada por la aparición de trastornos de salud, tanto físicos como psicológicos que están señalando la presencia de un proceso de duelo no resuelto. Cuando hablamos de este proceso se hace necesario señalar que ni es único ni además se produce siempre de la misma manera. Por eso es pertinente hablar de duelos y de procesos diferenciados, de la misma manera que es pertinente diferenciar el duelo en los profesionales, del duelo de los familiares y del duelo de los propios pacientes, sean estos adultos o niños.

 

MIEDO A LA MUERTE

 

Tipo de publicación: Capítulo de libro

 

Autores: Francisco Cruz Quintana.

 

Fuente: Enciclopedia de la Psicología. La Psicología que nos Ayuda a Vivir. María Jesús Álava (coor). Ed. La Esfera de los Libros. Madrid, 2007. ISBN: 978-84-9734-632-0

 

Resumen:  USaber de la existencia de la muerte no implica su aceptación. El proceso de fin de vida es algo individual y particular, y el modo de afrontarlo dependerá de las circunstancias biográficas, perceptivas, sociales y culturales de cada persona cuando la muerte se presente, y dependerá, asimismo, de cómo ocurra. El miedo es, sin duda, uno de los signos de la humanidad, uno de los elementos fundamentales en la organización o desorganización tanto del proceso de formación de la personalidad de un individuo como del proceso de formación de las estructuras sociales, y es esencial para comprender el comportamiento de unos con otros. Se define como una de las emociones que está al servicio de la supervivencia, puesto que nos avisa y nos ayuda a detectar un peligro y evitar posibles amenazas. En este sentido, como todas las emociones, cumple una función protectora para las personas. El problema surge cuando tanto la situación que lo provoca, como la respuesta que damos, es excesiva, se presenta de forma repetida o frecuente, o bien paraliza y/o obstaculiza otras respuestas o acciones. No es lo mismo sentir miedo que pánico, mientras que el miedo nos protege porque nos prepara para dar una respuesta, el pánico nos paraliza y perjudica. El estudio del temor al otro, a lo desconocido, de los miedos naturales o culturales, individuales o colectivos, reales o imaginarios, pone en evidencia que el miedo a la enfermedad y a la muerte es el miedo mas frecuente, doloroso, universal e inseparable de la condición humana. En este sentido, de la misma manera que no es lo mismo hablar de miedo adaptativo que desadaptativo, tampoco es lo mismo hablar de miedo a la muerte que de miedo a morir.

 

EXPERIENCIAS Y OBSTÁCULOS DE LOS PSICÓLOGOS EN EL ACOMPAÑAMIENTO

DE LOS PROCESOS DE FIN DE VIDA

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: Manuel Fernández Alcántara; Mª Paz García Caro; Mª Nieves Pérez Marfil; Francisco Cruz Quintana.

 

 

Fuente: Revista Anales de Psicología (Aceptado para su publicación), 2012. ISSN: 0212-9728 (edición impresa). ISSN: 1695-2294 (edición web).

 

 

Resumen:  Los psicólogos son los encargados de realizar la atención emocional a los pacientes que se encuentran en procesos de fin de vida. No se conocen cuáles son las experiencias, los obstáculos y problemas con que se encuentran al intervenir en estos casos, siendo este el principal objetivo de la investigación. Para ello se realizó un estudio cualitativo de tipo fenomenológico utilizando entrevistas en profundidad, que se analizaron con el software Atlas.ti siguiendo una codificación temática. La muestra estuvo compuesta por 15 psicólogos que desempeñaban su labor en cuidados paliativos, otras unidades hospitalarias (oncología, salud mental, urgencias y atención temprana) o intervenían de manera privada en la provincia de Granada (España). Los resultados muestran la variedad de experiencias en esta intervención, así como la existencia de diferentes obstáculos que dependen del momento de intervención, de las características propias del paciente o la familia, las emociones del psicólogo, o la organización sanitaria. Se ponen de relevancia cómo los propios sentimientos de los psicólogos pueden influir en su intervención, y se plantea la necesidad de una formación para superar los diferentes obstáculos que plantea la intervención en el final de vida.

 

FACTORES PSICOLÓGICOS IMPLICADOS EN EL DUELO PERINATAL

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores:  Manuel Fernández Alcántara; Francisco Cruz Quintana; Mª Nieves Pérez Marfil; H. Robles.

 

 

Fuente: Revista Índex de Enfermería (In Press). ISSN: 1699-5988

 

 

Resumen: El duelo perinatal, hasta hace escasamente reconocido, está adquiriendo un estatuto propio. Esto es debido sus características singulares e idiosincrásicas. Objetivo: Con esta revisión se pretende señalar y analizar las diferentes variables que interactúan en el duelo perinatal Metodología: Se utilizaron las bases de SCOPUS, Medline y Web of Science, obteniéndose un total de 146 referencias, de las cuales se seleccionaron 48. Resultados: El análisis se agrupa en cuatro categorías: las reacciones a la pérdida, la diferencia entre hombres y mujeres, las intervenciones más adecuadas por parte del personal sanitario, así como los principales problemas que presenta la práctica para ellos. Conclusión: Se realiza un análisis crítico de la situación del duelo perinatal y se plantea el desarrollo de nuevas líneas de investigación que puedan mejorar la práctica clínica y dar pie a futuras investigaciones.

 

TRASTORNOS PSICOLÓGICOS ASOCIADOS AL PADECIMIENTO DE ENFERMEDADES FÍSICAS

GRAVES Y/O CRÓNICAS EN LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA. EL CÁNCER:

CARACTERÍSTICAS CLÍNICAS, EVALUACIÓN E INTERVENCIÓN

 

Tipo de publicación: Capítulo de libro

 

 

Autores:  Francisco Cruz Quintana; Mª Nieves Pérez Marfil.

 

 

Fuente:  Psicología Clínica de la infancia y de la adolescencia. Aspectos clínicos, evaluación e intervención. Mª Teresa González Martínez (Coord.). Edit. PIRAMIDE, Madrid, 2011, 231-253. ISBN: 978-84-368-2547-3.

 

 

Resumen: El número de niños que padecen enfermedades crónicas ha aumentado en las últimas décadas, como consecuencia de los avances que se han producido en los tratamientos médicos. Se ha planteado que estos niños forman una población heterogénea, ya que presentan una gran diversidad de problemas que afectan de muy distintas formas a su desarrollo emocional, cognitivo y social.  Las necesidades que requieren estos niños son complejas, variadas y cambiantes a lo largo del tiempo, pero se pueden agrupar en tres ámbitos: 1) las relacionadas con la asistencia sanitaria, a fin de favorecer el autocontrol del niño sobre la enfermedad e informar a los padres de los cuidados que precisa; 2) las relacionadas con la adaptación emocional del niño y la familia a la enfermedad, y 3) las adaptaciones curriculares para evitar el retraso o fracaso escolar. Para atender a estas necesidades (sanitarias, emocionales y curriculares) es imprescindible la intervención de equipos multidisciplinares que, de forma coordinada, atiendan a estos niños en el centro hospitalario, en el domicilio y en la escuela, con el objetivo de conseguir la adaptación del niño y la familia a las exigencias que impone la enfermedad y contribuir a un desarrollo social, académico y emocional lo más normalizado posible.   En este capítulo nos centraremos en una de las poblaciones que necesitan cuidados especiales de salud y que son los niños con cáncer, tomando como principales referencias la oncología pediátrica que nos aporta conocimientos sobre el cáncer y su especificidad en la infancia y adolescencia así como de sus tratamientos, la psicooncología que es una disciplina que surge como respuesta a los diferentes retos psicosociales que plantea la atención al enfermo oncológico y familia, como son: la problemática emocional, el adecuado manejo del dolor, la adherencia al tratamiento oncológico y los cuidados paliativos principalmente y en tercer lugar la neuropsicología clínica que nos entrega herramientas para conocer los efectos cognitivos del daño y su rehabilitación.

 

EFECTOS DE UN PROGRAMA DE FORMACIÓN EN CUIDADOS PALIATIVOS SOBRE

EL AFRONTAMIENTO DE LA MUERTE

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: Jacqueline Schmidt Rio Valle; Rafael Montoya Juárez; Concepción Campos Calderón; Mª Paz García Caro; Diego Prados Peña; Francisco Cruz Quintana.

 

 

Fuente:  Medicina Paliativa. 2011. doi:10.1016/j.medipa.2010.11.001. www.elsevier.es/medicinapaliativa

 

 

Resumen: Objetivos: Evaluar el efecto de un programa de formación en cuidados paliativos dirigido a estudiantes de ciencias de la salud, usando la escala de Bugen de afrontamiento de la muerte. Método: Estudio cuasi-experimental. Se desarrolló un programa de formación dirigido a futuros profesionales de la salud (enfermería, medicina, psicología, terapia ocupacional y fisioterapia) que participaron voluntariamente y cuyo único criterio de selección es que no hubiesen tenido formación previa en cuidados paliativos. La duración del curso fue de 45 horas, distribuidas en 15 semanas, desde octubre de 2008 a febrero de 2009. Iniciaron el programa 90 participantes, de los cuales tres abandonaron la formación, finalizando 87. Al inicio y al final del mismo se administró la «escala de Bugen de afrontamiento de la muerte» a los 87 participantes para determinar su grado de afrontamiento de la muerte en cada uno de los momentos. Resultados: De los 87 participantes un 74% son mujeres y el resto hombres. La edad media es de 21,35 años. La mayoría de los participantes son de enfermería (64%), seguidos de terapia ocupacional (23,6%), psicología (5,6%), por último medicina y fisioterapia (2,2%). Se encontraron diferencias significativas respecto al afrontamiento de la muerte tras el programa formativo (p = 0,000). Antes del mismo la media era de 121,46 ± 19,7 y tras el curso la media fue de 158,16 ± 20,6. En dicha escala la puntuación mínima es de 30 y la máxima de 210; valores inferiores a 105 puntos (percentil 50) indican afrontamiento inadecuado y valores superiores a 147 (percentil 70) indican afrontamiento adecuado. Conclusiones: A la vista de los resultados podemos decir que se trata de un programa de formación que mejora considerablemente el afrontamiento ante la muerte de los futuros profesionales de ciencias de la salud. Según la bibliografía consultada, un mejor afrontamiento de la muerte permite a los profesionales sanitarios un incremento de la calidad asistencial en los procesos de fin de vida.

 

 

VIVENCIAS Y EXPERIENCIAS DE DUELO EN MADRES TRAS UN PROCESO DE ENFERMEDAD

ONCOLÓGICA DE SUS HIJOS

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores:  Manuel Fernández Alcántara; Mª Nieves Pérez Marfil; H. Robles.

 

Bosquet del Moral, L,Campos Calderón, C; Hueso-Montoro C; Pérez Marfil MN, Hernández Molinero, A., Arcos Ocón, L; Cruz-Quintana F

 

 

Fuente:  Revista Medicina Paliativa. 2011. doi:10.1016/j.medipa.2010.11.003. www.elsevier.es/medicinapaliativa

 

 

Resumen: Objetivo: Conocer las vivencias y experiencias de duelo en madres que sufrieron la pérdida de sus hijos tras un proceso de enfermedad oncológica. Método: Estudio descriptivo cualitativo, de corte fenomenológico. Las madres fueron seleccionadas de entre las que habían sido atendidas en la Delegación de Granada de la AECC. Los criterios de inclusión fueron el tiempo desde el fallecimiento del hijo (entre uno y tres años) y la aceptación a participar en el estudio. Para la recogida de datos se utilizó la entrevista semiestructurada, a partir de un guión de preguntas elaborado «ad hoc». El análisis se hizo en base a la propuesta de Taylor y Bogdan: descubrimiento de temas, codificación e interpretación. Resultados: Cuatro madres accedieron a participar en el estudio. De acuerdo a las categorías de análisis, encontramos: Proceso clínico: El retraso en la identificación del proceso de fin de vida de sus hijos lleva a las madres a mantener una constante actitud de lucha contra la enfermedad de sus hijos y a la activación de un mecanismo de «negación» como afrontamiento de la situación. Fallecimiento: Agradecen el haber estado presentes durante los últimos momentos de la vida de sus hijos y se cuestionan los beneficios de tomar medicación de tipo ansiolítico tras el fallecimiento de los niños. Proceso de duelo actual: Está afectado por los interrogantes que mantienen acerca de los resultados del proceso de enfermedad de sus hijos, si ellas hubieran actuado de otra manera. Necesidades y demandas: Piden ampliar la cobertura de atención psicológica a toda la familia y que abarque todo el proceso de enfermedad y posterior duelo. Conclusiones: La implementación de planteamientos paliativos pediátricos ayudaría a prevenir complicaciones en el duelo posterior, particularmente en lo referente a los remordimientos y culpabilidad. Es nuestra responsabilidad mejorar la formación sanitaria en procesos de fin de vida pediátricos y atender a las demandas emocionales de las madres.

 

 

ACTITUDES Y AFRONTAMIENTO ANTE LA MUERTE EN PADRES DE NIÑOS DE PRIMARIA

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: F. Siracusa; Francisco Cruz Quintana; Mª Nieves Pérez Marfil; Mª Paz García Caro; Jacqueline Schmidt Rio Valle;  M. Vera Martínez.

 

 

Fuente: Psicología Conductual, Vol. 19, Nº 3, 2011, pp. 627-642.  ISSN: 1132-9483

 

 

Resumen: La muerte es uno de los acontecimientos que causan más miedo en la infancia y adolescencia y, el modo de tratarlo repercute en el desarrollo cognitivo y emo­cional. Los objetivos de este estudio han sido conocer cuáles son las actitudes y el miedo hacia la muerte de padres con niños en edad escolar, e identificar variables relacionadas con actitudes y modos de afrontamiento adaptativos. Participaron 224 padres de familia con una edad media de 40,76 (DT= 5,11). Se emplearon una entrevista ad hoc, la “Escala multidimensional de miedo a la muerte”, el “Perfil revisado de actitudes hacia la muerte” y la “Escala de Bugen de afron­tamiento de la muerte”. Los resultados ponen de manifiesto que los padres de familia con mayor nivel educativo son aquellos que presentan actitudes más adap­tativas y niveles de miedo menores ante la muerte y que las mujeres manifiestan tener mayor miedo a la muerte que los hombres. Los programas de educación para la muerte pueden beneficiar a todas las personas, desde la niñez hasta eda­des avanzadas.

INFLUENCIA DE LAS EMOCIONES EN EL JUICIO CLÍNICO DE LOS PROFESIONALES DE LA SALUD A PROPÓSITO DEL DIAGNÓSTICO DE ENFERMEDAD TERMINAL

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: Mª Paz García Caro; Francisco Cruz Quintana; Jacqueline Schmidt Rio Valle; Antonio Muñoz Vinuesa; Rafael Montoya Juárez; Diego Prados Peña; Atthanasios Pappous; Botella López; C. Miguel.

 

 

Fuente: International Journal of Clinical and Health Psychology Vol.10,nº1, 2010, 57-73. ISSN 1697-2600.

 

 

Resumen: En España, el proceso de morir se describe con frecuencia como «malo» o incluso como «muy malo». Entre los motivos, destacan las dificultades de los profesionales de la salud para afrontar la muerte y para asistir y acompañar en el proceso de morir a sus enfermos. A la influencia del contexto cultural actual en cuanto al sentido de la muerte y al modo de morir, se unen situaciones de carácter clínico y profesional como el momento del diagnóstico de una enfermedad terminal, con importantes implicaciones emocionales para el profesional, el enfermo y la familia, y un efecto directo en la respuesta asistencial a la situación. Planteamos un estudio cualitativo de tipo fenomenológico, fundamentado en la Grounded Theory, sobre una muestra final de 42 entrevistas en profundidad a médicos y enfermeros de diferentes ámbitos asistenciales de la provincia de Granada (España), para conocer, en su propio contexto, el punto de vista de los profesionales implicados en la atención al enfermo terminal. Los datos se analizaron con el software ATLAS.tí siguiendo una codificación temática. Los resultados muestran el efecto que el factor emocional tiene en el juicio clínico del profesional y justifican la necesidad de ampliar y profundizar en su estudio.

 

¿MALAS NOTICIAS PARA EL ENFERMO Y FAMILIA?:

LO PEOR PARA EL PROFESIONAL

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores:  Jacqueline Schmidt Rio Valle; Mª Paz García Caro; Rafael Montoya Juárez; Diego Prados Peña; Antonio Muñoz Vinuesa ; Atthanasios Pappous; Francisco Cruz Quintana.

 

 

Fuente: Rev. Journal of Palliative Care 25:3/2009; 191-196. Montreal, Québec, Canadá

 

 

Resumen:  En España se tiende a ocultar el pronóstico al paciente terminal. Este hecho está relacionado con la carga emocional de comunicar malas noticias, el deseo de proteger a los pacientes y la exigencia de la familia. METODOS: Estudio cualitativo de tipo fenomenológico, basado en la Grounded Theory, sobre una muestra final de 42 entrevistas en profundidad, a médicos y enfermeras de diferentes ámbitos para conocer las experiencias en la comunicación de “malas noticias” al enfermo y familia. Los datos se analizaron con el software ATLAS.tí siguiendo una codificación temática. RESULTADOS: Existe un convencimiento mayoritario entre los profesionales médicos y enfermeros de que aunque los enfermos no preguntan, saben o sospechan lo que les está ocurriendo. La “conspiración de silencio” es tolerada por los profesionales con distinto grado de acuerdo. Muchos sanitarios refieren sentirse mal comunicando malas noticias y algunos emplean estrategias para ello. Los médicos que trabajan en hospitales asumen el  rol de comunicar malas noticias. DISCUSIÓN: La actuación de cada profesional está influida por el sentido propio de responsabilidad, el grado de conformidad cultural y el compromiso con el principio de autonomía. La imposibilidad de comunicarse obedece a un acuerdo tácito de silencio. El enfermo no pregunta, el profesional no se siente interrogado, y la familia no habla de la enfermedad y conmina al profesional a no hacerlo. Esta situación perjudica al enfermo y a la familia, generando sufrimiento, baja satisfacción, culpa e impotencia. Es preciso adquirir recursos y habilidades para la comunicación de malas noticias.

 

DOS PROCESOS DE FIN DE VIDA. CUANDO LA INTERVENCIÓN DE LOS

PROFESIONALES MARCA LA DIFERENCIA

 

Tipo de publicación: Artículo original

 

 

Autores: Jacqueline Schmidt Rio Valle; Rafael Montoya Juárez; Mª Paz García Caro; Francisco Cruz Quintana.

 

 

Fuente: Rev. Index de Enfermería/ Cuarto trimestre 2008, VOL. 17, N.4, 256-260.

 

 

Resumen: Desde el punto de vista de la medicina curativa actual la muerte es una consecuencia indeseable, que no debe contemplarse como una posibilidad. El desarrollo de la medicina paliativa está cambiando estas mentalidades, aunque persisten aún muchos problemas organizativos. Metodología. En este artículo presentamos dos procesos de fin de vida: en una unidad de cuidados paliativos y en unidades hospitalarias convencionales. Los datos se recogieron a través de familiares trascurrido un mes desde su fallecimiento. Los datos se analizaron cualitativamente mediante análisis narrativo. Resultados. El conocimiento u omisión del diagnóstico y del pronóstico marca la diferencia entre los dos procesos y el posterior duelo de la familia. Discusión. El conocimiento de la cercanía de la propia muerte permite al paciente y a la familia elaborar estrategias de duelo anticipado y contribuye a afianzar la sensación de "auto-control". El desconocimiento de dicho diagnóstico se traduce en un esfuerzo infructuoso por la alternativa curativa. Los cuidados paliativos han demostrado que cuando las necesidades físicas y emocionales de los procesos de fin de vida son tenidas en cuenta disminuye la frustración en el paciente y la familia.

 

EN BUSCA DE UNA DEFINICIÓN TRANSCULTURAL DEL SUFRIMIENTO (2006)

 

Tipo de publicación: Artículo de revisión

 

 

Autores: Rafael Montoya Juárez; Jacqueline Schmidt Rio Valle; Diego Prados Peña.

 

 

Fuente: Cultura de los Cuidados. 2006; 20(1): 117-121

 

 

Resumen: ¿Podríamos ofrecer una definición de sufrimiento que no esté sujeta a nuestra propia subjetividad? La intención de la presente revisión bibliográfica es ofrecer una definición lo más completa de sufrimiento, siendo secundaria la cuestión de su medición. MÉTODOS; Se revisaron las bases de datos de lengua inglesa Medline, Proquest y Scopus. y se seleccionaron 30 artículos. RESULTADOS; La mayoría los autores que abogan por la complementariedad de dolor/síntoma y sufrimiento. La definición de mayor calado en la literatura científica es la de E. Cassell; Estado de severo estrés asociado con eventos amenazantes para la integridad de la persona. El sufrimiento de una persona está condicionado por la sociedad y la cultura. Existen tres tipos de estrategias para detectar y/o medir el sufrimiento; práctica clínica, investigación cualitativa y cuantitativa. DISCUSIÓN; Es necesario profundizar en el concepto de sufrimiento con el fin de hallar una definición transcultural que contemple aspectos individuales y socio-culturales. No se han encontrado instrumentos que midan la de forma objetiva la intensidad del sufrimiento. La experiencia del sufrimiento es totalmente subjetiva.

 

Diseñado por